24.4.06

La religión en Argentina

" Vos sabés si por nuestro nivel de cumplimiento podemos comer papas fritas?" "No... pero creo que sí." El diálogo, entre dos chicas de veintipico, tuvo lugar hace dos semanas en la sede central del movimiento judío ortodoxo Jabad Lubavitch, en Barrio Norte. Como ellas, muchos argentinos eligieron cultos que proponen prácticas poco frecuentes para la idiosincrasia argentina. Todos alientan el respeto por las diferencias y llevan a cabo muchas tareas de asistencia social. El jefe de Jabad Lubavitch en Argentina, rabino Tzvi Grunblatt, explica sus fundamentos: "Respetamos en detalle la tradición judía tal como está en nuestros libros sagrados, y compartimos esa riqueza con el resto de los judíos. No como policías, sino como mensajeros". Aun con su rígida exigencia —o quizás gracias a ella— Jabad crece sin parar: el rabino orienta una comunidad estable de 10.000 personas, que se acercan a las 28 filiales del país. "Y otros miles vienen a veces o nos siguen por radio o Internet. La mayoría es gente joven; ellos están más sedientos de espiritualidad". El objetivo de Grunblatt es "que todos crezcan, el que está en cero y el que está en mil". Para hacerlo, se realizan actos como los ensayos del Ceder (orden), con todos los detalles que un buen judío debía llevar a cabo durante la cena de Pesaj (Pascua), celebrada hace diez días. "Vienen familias no religiosas que quieren acercarse a las prácticas verdaderas", dice Ioel, el rabino instructor. En la clase, aclaró cosas como las siguientes: "No podemos comer alimentos con harina leudada más de 18 minutos", o "el texto dice beber, y beber es tomar al menos 90 centímetros cúbicos de líquido". "
Lo anterior es extraído de la nota "Tres religiones, la misma búsqueda"

Otras notas son:


También aparece la siguiente infografía, donde los judíos nos destacamos (en la Argentina) como, en porcentaje, el grupo religioso con mayor cantidad de no creyentes, y al mismo tiempo, el porcentaje más bajo de creyentes practicantes. Los islámicos, protestantes y evangélicos se destacan por tener 0% de no creyentes:



3 Comments:

At 3:56 a. m., Blogger Global Risk Latinoamerica said...

Que se tome nota especialmente para aquellos que ven solo ventajas en la mantención de relaciones comerciales con Irán.

K no deberia exponer a la comunidad judia, ni a nadie, por mantener relaciones "amigables" con a quienes este tipo de noticias enfurecen.

 
At 11:25 p. m., Blogger Silver said...

Interesante articulo.No sé si las cifras son exactas pero tiene sentido para mí.

Si bien hay un numero alto de no creyentes, y por otro lado está jabad lubavitch haciendo que se hagan creyentes, el ser humano es el mismo en todos lados, entonces por qué esta diferencia?
Si un judio es como cualquier ser humano, debería ser tan ateo como cualquier otro, por qué tanta diferencia?

El Holocausto marcó varias generaciones.Los hijos de los que perdieron familiares, que se hicieron ateos, educaron a sus hijos como ateos, y muchos les inyectaron resentimiento justamente por las victimas del Holocausto.

Un chico o una chica que sale de ORT, al menos en los '90, no era agnóstico, sinó que sabía "el Jumash" con todo tipo de explicaciones "cientificas" (que de cientifico no tenía nada, pero eso es otro tema) para intentar justificar todo lo que dice la Torah como milagros.

El mar Rojo se partió.Ah! pasa inclusive hoy en día.La plaga de la oscuridad: que fué el volvan santorini.
La plaga de las langostas.Bueh, en argentina tambien hay langostas.
Muerte de los primogenitos en Egipto: si, fué una epidemia, como tantas que hubieron.

Lo curioso es que todo eso pasó on-demmand, o sea cuando el pueblo judío necesitó escapar de los Egipcios, cosas que "la madre naturaleza" no hace todas juntas en un mismo día.
Pero bueh, para darse cuenta hay que estudiar otras cosas y pensar por uno mismo.Creo que lo que se debería hacer en un colegio, es enseñar a pensar y transmitir las cosas como son, de ahi en más, que cada uno decida lo que quiera, y no que se les transmita todo el tiempo que el Judaismo es algo betusto y deprecado, y después cuando uno de esos egresados vá a una conferencia por ejemplo, del Dr Isaac Betech, se dan cuenta que en todos estos años no les enseñaron a pensar ni les dieron las herramientas adecuadas para poder decidir por ellos mismos, y lo peor, les ocultaron mucha, pero mucha informacion.

Saludos.

 
At 11:32 p. m., Blogger Silver said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

Publicar un comentario

<< Home